La punción seca es una técnica complementaria en el tratamiento de fisioterapia en la que se utilizan agujas para tratar ciertas dolencias, especialmente el síndrome del dolor miofascial (músculos y fascias).

Basada en el tratamiento de los puntos gatillo miofasciales (PGM), el punto gatillo miofascial es una retracción del conjunto del musculo y su envoltura (fascia), son palpables al percibirse como nódulos fibrosos dentro de una banda tensa muscular.