El drenaje linfático es una técnica manual que mediante maniobras precisas, proporcionadas y rítmicas actúan activando la circulación linfática y favorecen la eliminación de sustancias de desecho, mejorando así las funciones esenciales del sistema linfático.