La uña encarnada aparece cuando un borde de la uña penetra la piel del dedo produciendo dolor, enrojecimiento e inflamación ya que actúa como si de un cuerpo extraño se tratase. Esta patología afecta comúnmente al dedo gordo del pie, pero se puede presentar en cualquier dedo.

El tratamiento conservador de las uñas encarnadas consiste en la reeducación de la uña para intentar corregir el problema.

En un primer lugar con el tratamiento de quiropodia el podólogo eliminará el trozo o espícula de uña que está metida dentro del dedo.

Posteriormente durante el seguimiento del proceso de curación del problema el podólogo realizará una serie de medidas con la finalidad de modificar y corregir el crecimiento de la uña para prevenir de nuevo que la uña se clave. Estas medidas se elegirán siempre en función del paciente y del origen de la uña encarnada.

El tratamiento quirúrgico; es un tratamiento aplicado con anestesia local y corrige las deformidades del aparato ungueal de manera definitiva. En Podyfisio usamos varias técnicas quirúrgicas en función del paciente con el fin de solucionar definitivamente las uñas encarnadas y otras deformidades de las uñas.